Inicio / Cine/Series / Mad Max: Furia en la carretera “Reseña”

Mad Max: Furia en la carretera “Reseña”

Mad Max: Furia en la carretera

Cuando los avances, los trailers y las fotos de una película no son capaces de mostrar lo que nos deparan 2h de pura adrenalina dentro de una sala de cine.

Esto es sencillamente lo primero que se te viene a la cabeza tras ver la nueva entrega de la saga Mad Max. Esta nueva parte es sencillamente una obra digna de ver en cines con buen sonido y un cuenco de palomitas que pueda aguantar la batalla, aunque el nervio y el ansia que la película te genera en algunos momentos, no ayude a que puedas acabar con todas. Hemos ido a ver Mad Max: Furia en la carretera y os vamos a contar nuestra impresión. Que quede dicho, desde ya! que tenéis que verla.

Ya han pasado 30 años desde que George Miller dejara huella en el cine junto con su protagonista Max Rockatansky y su saga Mad Max. Para volver a ver un espectáculo con aroma a la vieja escuela y que no ha reparado en medios para lucir como ha de ser una producción de acción postapocaliptica. Max está perdido en el desierto y nos muestra como en las anteriores una tierra arrasada por la hecatombe nuclear, que solo depara caos y guerras. Como decimos tres décadas más tarde ha vuelto Max, y Miller tenia que volver con él… aunque no de una manera cronológica, ya que no esperemos una secuela propiamente dicha, ya que el tiempo es algo relativo es este mundo postpocalíptico donde Max y la restante humanidad lucha por sus pecados, convive con sus fantasmas y sencillamente trata de sobrevivir al tiempo, a los caudillos y a la falta de recursos.

Mad Max: Furia en la carretera

Tendremos un personaje como Max que no ha evolucionado más allá de lo que le llevo su loca venganza, si no un Max como catalizador para una historia con tintes femeninos y que reivindica lo que nos puede deparar un futuro sin esperanza y totalmente destructivo.  Tras la primera entrega Mad Max (1979), una segunda entrega (Mad Max II: El guerrero de la carretera) que rompió el cliché de que las segundas partes nunca fueron buenas y los moldes en cuanto a cine, y tras la no menos meritoria Mad Max: Más allá de la Cúpula del Trueno, George Miller nos dejaba claro que el mundo tal como lo conocíamos se había detenido y estaba enloquecido para siempre. Y que Max siempre estaría allí, corriendo hacia ninguna parte, luchando contra sus fantasmas y sobreviviendo como buenamente puede. -La película nos regala algún Easter Egg e imagen subliminal de la saga…pero hay que fijarse bien.

Mad Max: Furia en la carretera

El film es toda una pieza engranada de forma magistral que perfectamente puede estar entre las mejores películas de acción de los últimos 10 años, si no la mejor y que destila un aroma tosco y de la vieja escuela que es de agradecer. Poco se puede decir de la película, ya que hablar de ella en profundidad es desvirtuar lo que vamos a ver y no se puede describir con palabras como es. Hay que verla en una pantalla grande, es cine en estado puro. Yo estoy convencido que muchas personas que ahora quieran dirigir o se inicien en ello, verán esta película como un referente a lo que podrán y querrán hacer tal como sus originales lo fueron hace 30 años. Es sencillamente un ejercicio que entretiene, que infunde ánimos y que plantea de forma única como hacer cine 100% entretenido y con sustancia.

Mad Max: Furia en la carretera

Y no solo esto…Mad Max: Furia en la carretera es un homenaje al cine de los maestros y al cine que en su día viera Miller para inspira su carrera y su buen gusto. Desde los movimientos de los actores en las escenas de acción a lo cine mudo aceleradas en milésimas, las persecuciones imposibles en plan años 70, toda la parafernalia teatral de los villanos, el toque o recuerdo de ese cine en B/N a lo Gran Dictador (en los discursos) o las carreras de cuadrigas de Ben Hur y la descripción de los personajes no puede ser más cercana a la de una opera. Toda la escena de la tormenta de arena que se mueve poéticamente sobre los protagonistas, es sencillamente digna de disfrutar, con unos colores y unos encuadres de obra pictoria, de agradecer la labor de John Seale encargado de la fotografía y que dota a todo el film de un estilo visual y colorista sin comparación, donde los cálidos más áridos y los azules más fríos son los protagonistas, y es que todo eso y más está ahí. 

Mad Max: Furia en la carretera

Si queremos saber lo que es cine, se debería ver esta nueva entrega de Mad Max, es una gran lección de sobre cómo contar una historia, definir a quienes la protagonizan y mantener el interés cada segundo de su metraje, sin que decaiga ni lo más mínimo nuestro interés por lo que vemos. Toda ella brillantemente acompañada de una banda sonora que tiene toques de obra clásica a lo Wagner , con el sonido épico que los heroes merecen y el estilo metalero que caracteriza a Junkie XL o más bien a Tom Holkenborg, músico responsable de colaborar en 300: Rise of an Empire, Man of Steel, Batman v Superman: Dawn of Justice, por citar algunas, lo que imprime una fuerza en las escenas y que ha sabido acompañar justamente todas las escenas de forma meticulosa. Las secciones de tambores y guitarras electricas son de lo mejor y van como anillo al dedo.

https://youtu.be/jHGnstTuQkQ

No puede ser más generosa en ideas visuales, y a día de hoy con lo que se ve y ya hacen en el cine, esta película nos consigue regalar un disfrute visual único hasta el momento, con un diseño conceptual más cercano al cómic y a la ilustración al más puro estilo Heavy Metal. Original en todas los medios cinematográficos de los que ha dispuesto y en los que no ha reparado, para así entregar un producto que está equilibrado al más mínimo detalle entre lo analógico y lo tecnológico. Mad Max: Furia en la carretera es a todos los niveles, una historia de redención y de cómo Max Rockatansky (un impecable Tom Hardy) recupera lo más parecido a una familia, sin que nadie le diga como encauzar sus relaciones con la sociedad en la que está inmersa y mostrando una humanidad digna de un héroe.

Y es que en este caso George Miller, director acusado frívolamente de autor de películas masculinas, que no dejan hueco a la figura de la mujer, puede callar la boca de muchos, ya que esto no es así. Aquí ha dado todo el peso del relato a Imperator Furiosa interpretada por una brutal Charlize Theron, digna del recuerdo. Un personaje que acompañará a Max en toda la película y que seguro vivirá más aventuras en esa tierra apocalíptica.

Mad Max: Furia en la carretera

Pues con todo esto y con más…y sabiendo que Miller volvera a la saga con la ya confirmada “Mad Max: The Wasteland” nos queda reiterar que no dudéis en ver Mad Max: Furia en la carretera en pantalla grande al menos una vez, porque bien merece la pena. Es una gran película y este retorno al Apocalipsis es sublime!

Acerca de Daniel Martínez

Me considero una persona creativa, optimista y emprendedora en todo lo que hago. Disfruto del cine, los cómics y la música desde hace mucho tiempo y me gusta compartirlo con los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *