Inicio / Analisis / Análisis de DOOM

Análisis de DOOM

Opinión general

Gráficos - 8.5
Sonido - 8.5
Jugabilidad - 9.5
Diversión - 9.5

9

NOTA

Revive la esencia de un clásico en este nuevo DOOM lleno de acción, brutalidad y más demonios que nunca.

User Rating: 4.59 ( 4 votes)

 Análisis de DOOM totalgame.esAnálisis de DOOM portada

Os damos la bienvenida a nuestro análisis de Doom, uno de los juegos más brutales de este año.

Muchos teníamos ya ganas de tener un nuevo DOOM entre manos y desde que salieron las primeras imágenes en el pasado E3 todos los fans esperábamos con ganas este lanzamiento de Id Software y Bethesda.

Cuando oímos DOOM lo que esperamos es acción, disparos, explosiones y demonios cada vez más grandes. Esa es la esencia de DOOM y por suerte esta nueva entrega la tiene. Si somos fans de los clásicos este nos encantará ya que rememora los anteriores una y otra vez, cada vez de mejor manera.

Desatando el apocalípsis.

Encontraremos una increíble y brutal campaña que nos llevará a través de trece misiones cada una más intensa que la anterior y a través de dos mundos. Marte donde se origina el suceso, apertura del portal al infierno, y el propio Infierno donde las escenas de acción no nos dejan ni respirar. Como ya habréis deducido el objetivo de nuestro marine de DOOM será cerrar el portal e impedir una invasión demoníaca a gran escala. Como siempre sucede en estos casos, nos encontraremos con grandes jefes finales y alguna que otra sorpresa. En cuanto comencemos a jugar a DOOM muchos empezaréis a recordar el clásico por sus escenas, música y sobre todo los enemigos. Todos recordaremos al famoso Cacodemonio, al Pinky y como no ha los Barones del infierno que nos tiraban esas molestas bolas de energía verdes. Ahora vuelven a aparecer en esta nueva entrega prácticamente iguales a como los veíamos en DOOM y DOOM II.

Para llevar acabo nuestra misión iremos acompañados de un gran arsenal de armas de fuego que va desde la escopeta corredera, de dos cañones, gatling… hasta la famosa BFG 9000 incluyendo, como no, la motosierra. Todas estas armas a excepción de las dos últimas son completamente mejorables además de tener varios disparos secundarios dependiendo de como mejoremos nuestras armas. ¿Y como mejoramos nuestras armas?

3061472-gameplay_doom_geforcegtx1080_20160511a

Pues para mejorar nuestras armas tendremos que conseguir puntos de mejora que obtendremos al localizar zonas secretas y encontrando a los llamados drones de apoyo ocultos en cada misión de la campaña. Además de poder mejorar nuestras armas también podemos mejorar las habilidades de nuestra armadura encontrando, en esta ocasión, chips de pretores abatidos también ocultos en cada misión. Por último también podremos aumentar nuestra vida, armadura y capacidad de munición mediante la tecnología Argent, oculta nuevamente en cada misión. Esperar que aquí no queda la cosa. Podremos conseguir una serie de ventajas llamadas runas las cuales nos otorgarán alguna habilidad especial más y que para poder utilizarlas vamos a tener que cumplir una serie de desafíos tipo “matar a 50 demonios en el aire” esas cosas. Estas runas también se encuentran ocultas en las misiones haciendo un total de 12.

Este es uno de los puntos que más nos han gustado de DOOM, no nos lo dan todo hecho lo que nos permite rejugarlo hasta encontrar todos los secretos, que no son pocos. Si pensáis que en este DOOM hay que explorar mucho para poder subir las cosas de nivel y poder matar a los jefes, no es así. Este DOOM es igual que los clásicos, si quieres ir a saco y a tu bola matando demonios os aseguramos que no os van a faltar. Que quieres ir un poco más tranquilos viendo todo, cogiendo todo y sin ir tanto a lo loco, puedes hacerlo sin problemas y lo que es más importante, pasándotelo igual de bien. Eso si, ir a saco mola mucho en este nuevo DOOM. “Eso de coger a un demonio y arrancarle la cabeza de un puñetazo no tiene precio

 

 

Más y más brutalidad.

El modo multijugador de Doom es quizás lo que menos llame la atención ya que se trata de un modo que actualmente no hay juego que no lo tenga y además es demasiado genérico y muy visto. Si que es bastante intenso, rápido y con muchísima acción, nada que envidiar a la campaña en este aspecto.

Algo por lo que si podría destacar este modo es por su altas posibilidades de personalización en cuanto a armas y apariencia de nuestro personaje. Podremos intercambiar las armaduras de nuestro jugador pasando por diferentes tipos como la de demonio, templario o UAC y combinando los colores casi de cualquier manera. Además dentro de un color encontraremos diferentes gamas del mismo incluyendo efecto metalizado, mate y brillante.

Lo mismo que hacemos con las armaduras podemos hacerlo con nuestras armas. Cambiar el color y añadirles vinilos a nuestro antojo. Un pequeño detalle no demasiado importante pero que hace que todo sea casi 100% personalizable en el multijugador es la posibilidad de añadir mugre, es decir,  polvo a nuestras armas y armaduras además de arañazos.

Encontraremos seis modos de juego disponibles pasando por el típico duelo a muerte hasta dominio o captura de bandera, nada que no sepamos ya. Como supondréis ya también podremos personalizar nuestras clases de armas y como no, subir de nivel para desbloquear armamento.

Durante las partidas multijugador no parará ni la acción ni las explosiones ya que en cualquier modo al que juguemos y en cualquier mapa vamos a encontrarnos a los enemigos muy poco después de haber salido de la base con lo que tenemos la acción asegurada. Aprovechando esto hay que añadir que en muchas ocasiones hay tanto disparo, tantas explosiones y tanto movimiento que cuesta enterarse de lo que estamos haciendo. Algo que nos ha gustado mucho es la posibilidad de convertirnos, gracias a las runas demoníacas que salen cada cierto tiempo en las partidas, en cuatro tipos diferentes de demonio que harán de las partidas un auténtico caos de brutalidad.

Tu pones los límites.

Vamos a hablar por último del modo que solventa la sensación de vacío del multijugador y nos da posibilidades casi ilimitadas a la hora de jugar. Estamos hablando del modo SnapMap el cual nos permite crear nuestros propios escenarios casi sin ningún límite. Esto último lo recalcamos mucho ya que a la hora de crear mapas estamos ante, posiblemente el mejor modo de creación que hayamos visto desde hace mucho tiempo.¿El motivo? Pues bien. Para empezar podremos elegir que tipo de mapa queremos construir grande, pequeño y mediano. Una vez elegido esto debemos pensar para que lo vamos a destinar un modo supervivencia, captura, nivel normal, inventarnos algo divertido…

Dependiendo de la finalidad a la que destinemos nuestro mapa podremos editarlo de una forma u otra. Una vez tenemos pensado que vamos ha hacer solo nos queda dejar llevar nuestra imaginación y empezar a crear. Los escenarios se distribuyen en módulos, esos módulos son los que nosotros creamos a nuestro antojo. Claro está que hay una parte que ya estará hecha, no podemos hacer los diseños 3D de todo como es evidente, pero basándonos en esa parte podremos empezar a crear nuestro mapa.

Una vez esté creado nuestro mapa con sus pasillos, escaleras, saltos y demás hay que añadirle la acción. Esto quiere decir que hay que poner objetos como la vida en el mapa o la munición. Esto además podemos ponerlo a través de secuencias o cadenas lógicas. Por ejemplo hasta que nuestro personaje no pulse un botón o esté encima de una zona el objeto en cuestión no aparecerá. Lo mismo pasa con los enemigos. Podemos poner secuencias de tiempo para que aparezcan o que al abrir, por ejemplo una puerta aparezcan varios. Lleva su tiempo crear un buen mapa pero os aseguramos que merece mucho la pena.

Este modo tiene muchísimas posibilidades de creación y de juego ya que una vez tengamos el mapa podremos subirlo a la comunidad de DOOM y compartirlo con el resto de jugadores además de poder jugar mapas de la comunidad. Lo mejor de este modo es que podremos elegir o seleccionar si queremos jugar estos mapas en solitario o en modo cooperativo con hasta cuatro jugadores en la partida. Es otra manera de jugar online, pero esta vez como queramos, a lo que se nos ocurra y nunca a lo mismo.

Conclusión.

Este nuevo DOOM es un antes y un después en el mundo del los videojuegos. Si buscamos acción, sangre, brutalidad y muchos enemigos, DOOM nos da todo eso y más. Nos ofrece una campaña muy fluida, interesante y que no se anda por las ramas, lo que queremos es matar demonios a saco y de cientos de maneras diferentes. Si jugamos a DOOM lo que no esperamos es ir recogiendo florecitas y de vez en cuando algo de acción. Lo que nos vamos a encontrar son escenas de acción desde el minuto uno acompañadas de música metal, más enemigos a medida que pasamos el juego, unas ambientaciones increíbles, armas a todo trapo y ningún momentos en el que digamos “¿Ya está?” 

En cuanto al multijugador, pues si, no es nada especial pero tiene la esencia de la campaña acción, acción y más acción que es lo que todos queremos al final en un juego de este estilo. Para llenar ese vacío como ya hemos dicho esta el modo SnapMap en el que podemos hacer lo que nos plazca en solitario o junto a otros jugadores.

En definitiva y para terminar DOOM es un juego que nos ha resultado increíble por todo. Su estética, su estilo, su contenido y sobretodo porque va a lo que va y no se anda con chiquitas. Es un juego que habiendo jugado a los anteriores resulta un claro homenaje a un clásico que marco un antes y un después y que recupera esa esencia que habíamos perdido desde hace tiempo.

Desde TotalGame os lo recomendamos al 100%.

Acerca de Alex Martínez

Jugón desde que era pequeño, me considero una persona positiva y emprendedora. Me encanta el cine de ciencia ficción y palomitero. Mi gran pasión son los videojuegos pero en concreto los shooters.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *